Tratamientos Frecuentes

Si bien la Medicina Tradicional China utiliza muchas y variadas técnicas para tratar afecciones, algunas de ellas fueron cobrando mayor protagonismo por la efectividad demostrada y son las que se utilizan en la actualidad con mayor frecuencia. Entre ellas se encuentran:

ACUPUNTURA
La acupuntura es una técnica  terapéutica que se desarrolla a partir de agujas que se clavan en ciertos puntos del cuerpo. La acupuntura forma parte de la medicina tradicional china. Su objetivo es restaurar la salud del paciente a través de la inserción y de la manipulación de agujas en el cuerpo humano. Los puntos acupunturales (es decir, los puntos del cuerpo donde se clavan las agujas) están estandarizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNESCO, por su parte, ha declarado a la acupuntura y a la moxibustión como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
AURICULOTERAPIA
La auriculoterapia es uno de los tratamientos más antiguos que ha utilizado la humanidad (se encontró documentación al respecto con una antigüedad de 3000 años a.C.), sobre todo en países asiáticos como China, Japón, Corea del Norte, Corea del Sur, Vietnam y Mongolia. Esta comprobado que, por mencionar algunas, tiene acciones como disminución del dolor o de excitación nerviosa, produce sueño, desinflama, disminuye la fiebre, quita la tos, e incluso puede anestesiar. También se utiliza en estados de desequilibrio psicológico, físico, mental y emocional.
MOXIBUSTION
La moxibustión es un método terapéutico de la medicina tradicional china que consiste en aplicar calor estimulando una serie de puntos del cuerpo con el fin de sanar trastornos o enfermedades y conseguir el equilibrio de las funciones fisiológicas. Debido a múltiples factores, tanto externos (como el frío o el calor) como emocionales, estas energías se desequilibran y se crean excesos o carencias en determinados puntos o zonas. Este desajuste energético se considera el origen de numerosas enfermedades y dolencias.
La moxibustión se utiliza en muchos casos combinada con la acupuntura, pues ambas técnicas no sólo son complementarias y compatibles, sino que pueden potenciar su efecto sanador. La UNESCO, por su parte, ha declarado a la acupuntura y a la moxibustión como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
VENTOSAS
La ventosas se ha utilizado en China desde hace miles de años como una modalidad de medicina tradicional china. La terapia de aplicación de ventosas tiene en China una larga historia que se remonta al menos a la dinastía Han. También los egipcios la usaron y nos dejaron constancia escrita, así como Hipócrates y Galeno fueron defensores de sus numerosos beneficios.  para tratar una amplia gama de afecciones como, solo por mencionar algunas: dolor muscular, calambres, fiebre, lumbalgia, falta de petito, indigestión, hipertensión arterial, acné, dermatitis atópica,  psoriasis, anemia, infertilidad y dolores menstruales.​
Las ventosas tienen un efecto terapéutico, analgésico y eliminan toxinas, sangre estancada y movilizan la energía vital o QI.
FLORE DE BACH
Las Flores de Bach, también llamadas remedios florales de Bach o esencias florales de Bach, es la denominación genérica y comercial de un conjunto de preparados artesanales a base de soluciones de brandy y agua que contienen diluciones extremas de material floral de diversas especies vegetales silvestres o naturalizadas de la región de Gales y la Inglaterra contigua desarrolladas por Edward Bach, un homeópata inglés, en la década de 1930. Bach creía que la enfermedad era el resultado de un conflicto entre los propósitos del alma y las acciones y la perspectivas de la personalidad. Esta guerra interna conduce a estados de ánimo negativos y al «bloqueo de energía», que causa una «falta de armonía», lo que a su vez conduce a enfermedades físicas.
MASAJE TUINA
El Tui Na, o tuina, es una rama de la medicina china tradicional que utiliza el masaje como medio terapéutico. Es una parte integrante de la Medicina Tradicional China. El Tuina ha acumulado ricas experiencias clínicas para la teoría de la Medicina china tradicional y, así, ha efectuado un considerable aporte al establecimiento de dicho sistema. Esta terapéutica, aunque externa de la Medicina china tradicional, se basa en sus principios generales, es decir, tonificar el Qi y dispersar el Shi, estimular lo anti-patógeno y eliminar el patógeno, reajustar el equilibrio entre el Yin y el Yang y recuperar la armonía circulatoria del Qi y Xué.