Preguntas

Antes de comenzar, vamos a explicar algo muy importante. La mayoría puede recordar que desde hace tiempo existen los Médicos de Cabecera, a quien se recurre para todas las afecciones que puede llegar a sufrir la familia. Se lo consulta para solucionar desde un dolor común, pasando por una gripe, hasta las más graves de las afecciones que cada uno de los integrantes de la familia pasa. Esta fue una costumbre también conserva y mantiene la Medicina Tradicional China.

Esto no quiere decir que, ni el médico de cabecera, ni la Medicina Occidental, ni la Medicina Tradicional China tienen la solución a todos los problemas de salud, pero sí que es recomendable que por ejemplo, sea uno el profesional que, en términos de salud, conoce nuestra familia, las costumbres, los antecedentes de salud, a que se es alérgico, que cosas sucedieron que puedan desestabilizar la armonía, y demás cosas importantes.

A diferencia de la medicina occidental, donde tenemos un especialista para cada afección, la Medicina Oriental trabaja el cuerpo como uno, entendiendo la relación de los órganos entre si y que cada desequilibrio afecta a todo el cuerpo y no solo a un sector. Si bien ambas ramas (occidental y oriental) pueden complementarse y trabajar juntos, tratar de mantener nuestro cuerpo lejos de toxinas y medicación siempre es una opción muy recomendable.

Ahora vamos a los Usos y las Dudas. Muchas veces me preguntan: ¿En qué se basa la Medicina China? ¿Qué es la Acupuntura? ¿La aguja tiene algo? ¿Va a curar mi afección? ¿Realmente es efectiva? ¿Cuánto dura el efecto? ¿Cuántas sesiones son? ¿Duele?


¿En qué se basa la Medicina Tradicional China?

La Medicina china se basa en dos principios fundamentales, el equilibrio entre Yin Yang y los 5 Elementos (Fuego, Tierra, Metal, Agua y Madera).

Originada hace más de 5.000 años, se basa en la filosofía de que la enfermedad es consecuencia del flujo inadecuado de la fuerza vital o Qi. Se restablece la circulación de Qi mediante el equilibrio de las fuerzas opuestas del yin y el yang, que se manifiestan en el cuerpo como frío y calor, interno y externo, y deficiencia y exceso. Este Qi regula el equilibrio espiritual, emocional, mental y físico y puede ser afectado tanto por patógenos externos (frio, calor, viento, comidas excesivas o desequilibradas…) como internos (ira, estrés, nerviosismo, falta de descanso…).

Se utilizan diversas prácticas para preservar y restaurar el Qi y por lo tanto la salud. Los más comúnmente utilizados son: Acupuntura, Auriculoterapia, Moxibustión, Ventosas, Fitoterapia, por ejemplo. Otras prácticas incluyen dieta, masaje TuiNa y ejercicio de meditación llamada Qi Gong. La MTC utiliza a menudo categorías de diagnóstico que no se corresponden con los conocimientos científicos actuales de la biología y de la enfermedad como por ejemplo deficiencia o exceso de yin o yang.


¿Qué es la Acupuntura? ¿Tiene algo la aguja?

La acupuntura consiste en la inserción de agujas muy finas en la piel, en puntos estratégicos del cuerpo. Es un componente clave de la medicina china tradicional, se utiliza con frecuencia tanto para tratar el dolor como también para las distintas afecciones tanto físicas como emocionales, para mejorar el bienestar general, por ejemplo, para manejar el estrés, mejorar la digestión o lograr descansar durante el sueño.

Las agujas son de acero inoxidable con distintos largos y grosores dependiendo de la función que se busque, pero en todos los casos son muy finas. Dependiendo de su origen (chino, coreana o japonesa) y la técnica que se utilice van a varían sus mangos, que pueden ser también de acero inoxidable, cobre, plata y oro. Con respecto a las agujas, cabe aclarar que solo son agujas, no se utiliza para infiltrar ningún tipo de sustancia, liquido, analgésico o reactivo. Solo insertar la aguja de forma correcta cumple su función.

La acupuntura estimula la habilidad del cuerpo a resistir o a vencer las enfermedades corrigiendo los desequilibrios. También ayuda a que el cuerpo produzca elementos químicos que disminuyen o que eliminan las sensaciones dolorosas. Hay más de 600 de puntos de acupuntura a lo largo de los 14 mayores meridianos, o vías que llevan energía, del cuerpo. A partir del siglo XVI se usa el término «Qi» (pronunciado «chi») para describir la energía que circula por los meridianos. Se entiende que las enfermedades son causadas por una interrupción del Qi, que causa un desequilibrio de energía. La acupuntura puede corregir este desequilibrio de energía.


¿Va a curar mi Afección? ¿Es realmente Efectiva?

Aunque la acupuntura no es un tratamiento que «cura todo,» es muy efectivo para tratar cientos enfermedades y condiciones. La acupuntura es más efectiva tratando el dolor crónico, como los dolores de cabeza, los calambres menstruales y el dolor de la parte inferior de la espalda, el cuello, o de los músculos, también puede mejorar el funcionamiento del sistema inmune (el sistema defensivo del cuerpo contra las enfermedades) y afecciones de origen interno o emocional.

Vamos a dar algunos ejemplos:

  • Disminuye el dolor. Regula el sistema nervioso vegetativo por lo que sirve para dolores crónicos tipo artritis o artrosis, y dolores agudos como cefalea, dolores de espalda, menstruación, fibromialgias o dolores causados por lesiones, como contracturas o esguinces.
  • Favorece la circulación, por lo que puede ser eficaz en inflamaciones, mejora la cicatrización de heridas y reduce los edemas musculares.
  • Mejora los síntomas en problemas respiratorios tipo asma, bronquitis crónica, rinitis, sinusitis o tos alérgica.
  • Libera del estrés y la ansiedad, porque logra el equilibrio en la energía del cuerpo y ayuda a la relajación, combatir el estrés y la ansiedad.
  • Evita el insomnio al liberar la ansiedad y evita los procesos depresivos ya que al sentir menos angustia afrontarás mejor los problemas.
  • Puede ayudar a disminuir el síndrome de abstinencia en adicciones de todo tipo (tabaco, harinas, fármacos por lo que se utiliza en tratamientos de desintoxicación.
  • Elimina los dolores menstruales y disminuye los síntomas de la menopausia.
  • Disminuye reacciones alérgicas en la piel, por lo que utiliza en tratamientos de urticarias, dermatitis atópica y psoriasis.
  • En el tratamiento del cáncer la acupuntura se utiliza para disminuir los efectos secundarios que la radioterapia o la quimioterapia producen como náuseas, vómitos, mareos. Activa el sistema inmunitario y hace que el paciente se enfrente con más fuerzas a su enfermedad.

¿Cuántas sesiones son necesarias? Cuanto dura su efecto?

Para comenzar es conveniente aclarar que todas preguntas no tienen una única respuesta.

Entendiendo que cada persona es única, y lo que siente y vive es 100% único e irrepetible, lo mismo sucede con las afecciones, ni existe un único dolor de cabeza, ni la misma fiebre la sienten igual varias personas, o por ejemplo, dos personas que se contagian de gripe el mismo día, a la misma hora, no se recuperan en el mismo momento.

Este es el principio de la dificultad para responder sobre tiempos. Cuanto tiempo exacto será necesario para la recuperación no dependen solo del terapeuta, ni de la técnica, ni siquiera de la afección. En esto entran en juego muchos más factores que se deben evaluar en cada caso.

Lo mismo pasa en cuanto a la duración de su efecto. La Medicina China no solo trata los Síntomas y Signos de la consulta, sino también y por sobre todo su Origen (el desequilibrio), por lo que el efecto debe ser definitivo, pero para que esto pase, hay que eliminar el motivo del desequilibrio.

Por ejemplo, si el motivo de consulta es un dolor de espalda y el motivo del dolor es por un mal movimiento repetido en el tiempo, en pocas consultas se puede quitar el dolor. Pero si se después de calmar el dolor, se vuelve a realizar el mal movimiento repetido en el tiempo, el dolor volverá.

Lo mismo pasa, por dar otro ejemplo y yendo más en profundidad, si nos alimentamos mal, lo que puede generar que el Wei Qi no pueda formarse, bajen nuestras defensas y nos resfriemos con facilidad. Podemos tratar el resfrío, pero al no mejorar nuestra alimentación muy probablemente ante el primer cambio climático nos volvamos a resfriar.


¿Qué sucede y Cuánto tiempo lleva cada Consulta?

La primer sesión es la más larga en duración, pudiendo llegar a 60 minutos aproximadamente.

Después de conversar sobre el motivo principal de consulta y completar una serie de preguntas orientativas para el tratamiento, puede ser que te revise las orejas, la lengua, y algunas zonas del cuerpo para encontrar las áreas reactivas o significativas. De esta forma se va a determinar el tratamiento y qué puntos usar.

Una vez definido esto, en la misma sesión comienza el tratamiento, durante el mismo se pueden utilizar diferentes combinaciones de puntos y técnicas (agujas, moxas, ventosas, tuina). Estas combinaciones ayudan a estimular nuevas fuentes de curación mientras se observa cómo responde el paciente al tratamiento.

Las siguientes sesiones suelen ser más cortas, ya que solo puede pasar que se modifiquen levemente los puntos a utilizar, de acuerdo a la evolución que se haya obtenido desde la sesión anterior. La duración suele ser de 30/40 minutos máximo. Puede ser que las agujas queden aplicadas de 2 a 20 minutos.

Al terminar la sesión, muy probablemente se aplique Auriculoterapia. Esto se hace para complementar el trabajo realizado en consultorio si es necesario. En caso de que se te apliquen semillas, recuerda que las mismas debes estimularlas entre 4 y 5 veces al día, durante 5 días, y luego debes retirar el adhesivo.

Es muy importante tener en cuenta que los puntos de Acupuntura no siempre se aplican en zona cercana a la afección, por el contrario, muchas de las veces pueden llegar a utilizar puntos distales (lejos de la zona) si se considera que se pueden obtener mejores resultados. Por lo que te voy a recomendar:

  • Vestirte con ropa cómoda, suelta, porque tendrás que descubrir distintas zonas para poder recibir la acupuntura.
  • Mantener una buena higiene personal y en lo posible sin mucho maquillajes ni perfumes ya que estos pueden producir reacciones alérgicas y hasta infecciones. Si bien las zonas a tratar se limpian con alcohol, muchas veces no alcanza.
  • No comas de forma excesiva, no uses drogas ni bebas alcohol antes de las sesiones.
  • No llegues tarde ni a las apuradas, es tu momento y debes respetarte. Llegar tarde no nos permite comenzar con el tratamiento hasta bajar la agitación.
  • Prográmate para estar 40 minutos sin el móvil, sin conexión. Salvo excepciones no podrás responder mensajes ni llamadas estando en la camilla y los celulares deben estar silenciados. Como te dije antes, es tu momento, respétate, y respeta el esfuerzo que tu cuerpo está haciendo para que te sientas mejor.